¡Apple también se prepara para el #BlackFriday!

Llevan dos años haciéndose de rogar, pero han vuelto: Apple ya ha anunciado que el día 25 de noviembre tendrán preparados descuentos para celebrar la gran fiesta del Black Friday.

La compañía estadounidense también quiere aprovechar el filón de un evento anual que cada vez es más popular nada más y nada menos que a nivel mundial, lo que conlleva un cambio en su estrategia de marketing. Hasta el momento habían decidido mantenerse al margen del aluvión de descuentos que practican la mayoría de las compañías grandes (e incluso algunos comercios pequeños). Y es que, teniendo en cuenta el nivel de competencia en sectores como la telefonía y la informática, y el gran volumen de ventas que se produce en estas fechas, es normal que Apple se haya planteado ofrecer descuentos apetecibles.

¿Qué productos Apple podremos ver descontados durante el Black Friday?

Aún es pronto para saberlo, ya que la compañía se guarda la carta del secretismo para sorprender el mismo día del evento; sin embargo, es probable que podamos adquirir artículos que, si bien no pertenezcan a la última generación de Apple, sigan siendo muy interesantes gracias a sus jugosos descuentos.

Por ejemplo, ahora mismo podemos adquirir en Amazon el Apple Watch Sport de 42mm, cuyo precio de venta inicial se situó en los 540€ y ahora se puede comprar por 249.99€. Y así con otros productos que formen parte del stock de Apple y que siguen siendo bastante interesantes si no quieres gastarte lo que cuestan sus dispositivos de último lanzamiento.

Si quieres estar al tanto de los descuentos que Apple hará este próximo viernes tienes tres opciones, de la más incómoda a la más cómoda y efectiva:

  1. Presentarte en una de sus tiendas físicas y echar un vistazo, a ver qué se cuece.
  2. Descargarte su app para estar informado de los descuentos que hagan durante el día.
  3. Visitar BlackFriday.es / seguir nuestras redes / apuntarte a nuestra newsletter para saber los mejores descuentos que Apple y el resto de empresas se van a sacar de la manga. Práctico, ¿no?