¡Cuidado! Hasta en Instagram hay publicidad con ofertas falsas

En BlackFriday.es sacamos todos los ofertones de webs de confianza, para garantizar que el único daño que sufran nuestros usuarios sea en sus carteras (y por voluntad propia). Sin embargo, sabemos que hay mucha gente por ahí con malas intenciones que aprovecha unas fechas tan señaladas como el Black Friday para timar a los usuarios y sacar tajada a través de páginas fraudulentas. Y lo peor es que el peligro está mucho más cerca de lo que pensamos: anuncios en las redes sociales, enlaces en nuestras bandejas de correo electrónico y, en definitiva, a lo largo de muchos de los sitios que visitamos cuando navegamos por Internet.

Vamos a poneros un ejemplo de algo visto en Instagram:

 

Esta imagen anuncia descuentos de hasta el 87% en The North Face; parece un anuncio normal y corriente, como todos los que vemos constantemente en Internet. Cuando entramos en la página web (http://thenfwinter.com) vemos que, más allá de los descuentos que nos intentan vender (totalmente desproporcionados) y que la estructura de la página no tiene en absoluto aspecto de oficial, no tiene https, no existen redes sociales asociadas a ella y no consta ni de aviso ni de política de cookies. Ante estos casos, con sólo investigar un poco llegaríamos a la verdadera página oficial, https://www.thenorthface.es; ¿y si aun así no estamos seguros de la veracidad o no de la web?

Si introducimos “thenfwinter.com” en  https://www.scamadviser.com, una web que analiza todo un conjunto de variables para determinar si una web es fiable o no, observamos que su nivel de confianza es nulo y que de forma más que probable nos encontramos ante una estafa. Si observamos los datos volcados por Scamadviser.com vemos, por ejemplo, que el dominio de nfwinter tan sólo tiene 11 días de antigüedad. Por tanto, utilizar esta web como medida de seguridad cuando tenemos dudas nos ayudará en gran medida a determinar la fiabilidad de un site.

Las consecuencias de no tener cuidado acerca de qué páginas usamos para realizar nuestras compras pueden ir desde sufrir secuestros de información (tarjetas, datos bancarios) hasta episodios de ransomware, en los que los hackers bloquean los dispositivos de las víctimas para pedir “rescates” monetarios a cambio de revertir el proceso.

Como no queremos que el 24 de noviembre sea un Viernes Negro para vosotros más allá de las consabidas ofertas, os vamos a dar algunos consejos más para que evitéis estafas y sólo perdáis dinero en ofertones (como los de nuestra web, guiño guiño).

Renuncia a imitaciones

Los estafadores no son tontos; puede que a veces utilicen métodos poco elaborados para sus timos, pero en ocasiones hacen uso de ingeniosos sistemas para lograr estafar a los usuarios. Uno de los más comunes son las páginas web falsas que imitan a marcas muy conocidas; en esos casos las diferencias pueden llegar a ser muy sutiles. Procura asegurarte de que te encuentras en las webs eales cuando vayas a realizar una compra; además de comprobar el logotipo, fíjate si la web registra importantes errores de ortografía o si su formato es descuidado.  

También es muy importante que te fijes si el dominio de la página comienza con el protocolo “https”, así como si aparece el símbolo del candado en el navegador: estos dos indicadores son garantía de seguridad web, aunque no son un credencial definitivo, ya que hay páginas fiables que aún no lo utilizan y páginas fraudulentes que sí lo usan.

Si es demasiado bueno para ser verdad…

En el Black Friday podemos encontrar rebajas y ofertas de todo tipo, algunas de ellas realmente buenas y que suponen un importante ahorro en nuestra compra. Sin embargo, si te encuentras una página web con descuentos espectaculares y que son difíciles de creer ¡ten cuidado! Podrías estar ante una estafa o ante un archivo malicioso que dé vía libre a los hackers para acceder a tus archivos personales o tarjetas bancarias.

Redes sociales fake

Muchas de estas páginas crean perfiles falsos en redes sociales como Instagram o Twitter para atraer a los usuarios a sus espacios fraudulentos. Asegúrate que sigues las redes sociales oficiales y que no son imitaciones (comprueba los nombres de usuario y que estos no tengan caracteres extraños o fuera de lugar.

¿WhatsApps y llamadas telefónicas? ¡Alerta!

Ten mucho cuidado con las ofertas que recibas a través de WhatsApp o mediante llamadas telefónicas, ya que podrías estar ante un timo. Una llamada advirtiéndote que has ganado un premio y que necesitan tus datos bancarios puede ser fácilmente una estafa; nunca des tus datos si la llamada te hace desconfiar o si no no te mencionan en ningún momento la Ley de Protección de Datos. En cuanto al WA, es muy fácil sucumbir a los cyberataques a través de enlaces maliciosos enviados a través de esta red. Si recibes una oferta o un link sospechoso a través de WhatsApp, será mejor que lo busques en tu navegador habitual para cerciorarte de su veracidad.