Recomendaciones y precauciones al comprar en #BlackFriday

¿Estamos emocionados (y mucho) por un Black Friday que está al caer?

¿Creemos que os hace falta saber unas cuantas cosillas?

También

Y es que… ¿qué consecuencias tiene el Black Friday además de las ventas desaforadas? Pues que también aumenta el riesgo de timos o de adquirir productos de baja calidad, dejándonos llevar por esos números tan llamativos que apuntan grandes descuentos. A sabiendas de que las tiendas esperan una actitud más permeable por parte del consumidor a la compra, hay que tener ojo; no todos los descuentos lo son tanto, ni todas las supuestas ofertas suponen un ahorro.

Así que aquí te ofrecemos unas cuantas claves para que tengas claros tus derechos como consumidor durante el Black Friday. Que dejarse llevar por la fiesta está genial, pero también hay que ejecutar a veces el modo “vamos a calmarnos”:

  • Lo primero es que las tiendas tienen y deben que informar del periodo de tiempo en que los descuentos y promociones están activos. ¡Aquí no se omite información!
  • Ya nos lo decían de pequeños en previsión del futuro: siempre hay que leer la letra pequeña. La grande suele hablar de un ultra-mega-super descuentazo; la más chiquitina suele especificarte que dicha oferta se realiza sobre una sección de productos concreta, o que se obvian los productos de nueva temporada, etc. No permitas ir a caja (o a la cesta online) y que te den la sorpresa…
  • El Black Friday es un evento que cada vez más se celebra a nivel online; por esa razón, aunque se diera el caso que te gusta más comprar en la tienda física, échale un ojo a la web, porque podría ser que algunos descuentos y ofertas sean sólo exclusivos online.
  • Esto es muy importante para que realmente ahorres dinero: ten muy en cuenta el precio previo del producto o servicio sobre el cual se está haciendo el descuento. ¡Es una información que las tiendas están obligadas a darte! Así que ya sabes: compara, compara y compara.
  • También debes tener en cuenta el factor “gastos de envío”. Puede que una web te ofrezca un descuento brutal, pero si los costes de traslado te van a salir por un ojo de la cara, a lo mejor deberías plantearte realizar tu compra en otro sitio.
  • “Probones” y fans de las devoluciones: a pesar de que en principio existen los mismos derechos de devolución durante el Black Friday y/o días de promoción cercanos a la fecha, es mejor que os informéis sobre las condiciones que cada tienda tiene al respecto. Si luego, por la razón que sea, no te dejan devolverlo, la oferta te saldrá cara de narices.
  • Otro tema “divertido” pueden ser los plazos de entrega de los productos comprados; la tienda en cuestión tiene que avisarte en caso que haya retrasos imprevistos con la entrega. Si existiera el caso en que el stock del producto se agotara, tampoco deberías tener problemas con la devolución del importe del pedido…
  • … y lo mismo sucede si el producto que pediste llega con desperfectos o no se ajusta a la descripción de lo que habías pedido.
  • Y el último consejo que os damos: el de seguir las redes de BlackFriday.es (Twitter y Facebook) y consultar la web constantemente para estar al tanto de los mejores regalos de Internet ;)

 

Podéis leer más sobre datos y recomendaciones al comprar en Black friday en el informe de Adigital aquí, en el que encontraréis todo esto:

  • Características Black Friday 2016.
  • Previsión de la facturación en BF 2016.
  • Inversión publicitaria en BF 2016.
  • Guía de compras BF 2016.
  • Decálogo de recomendaciones de la compra online.