Impresoras

Nunca subestimes el poder de tener una impresora en casa; imagina esa situación en que se te ha olvidado comprar un regalo (seguro que no te costará mucho imaginártelo) y tienes que improvisar algo para no quedar como un desvergonzado. ¿La solución? ¡Muchas! Desde imprimir una tarjetita algo currada, hasta unas fotos vuestras pasando por el infalible "vale canjeable por..." que siempre te hará ganar tiempo. Así que... ¡pon una impresora en tu vida! 

PD: si es 3D, puedes hasta "fabricar" el regalo.

Tener una impresora en casa te permite imprimir todos los regalos que se te ocurran con el socorrido "está en camino" ....