Banco de abdominales

45

Elimina ese turrón que, sin saber cómo, se ha incrustado en tu cuerpo.

El turrón desapareció solo y los mazapanes se fueron a por tabaco para no volver. Excusas varias, pero parece que esa tripilla tuya ha pasado de fofisana a fofigordi en un tiempo record. Tienes dos opciones: o que te dé exactamente igual y determines que tu vida no va a cambiar gran cosa por unos quilillos de más o dejas de lamentarte porque no te cierra el vaquero y te pones las pilas. Y como sabemos que eso de apuntarse a los gimnasios tiene mucho éxito pero poca efectividad (básicamente porque si no vas, es difícil adelgazar) te puedes montar la sala de ejercicios en casa.

 

 

0 Comentarios