Calzoncillos instantáneos

11

Y ¡pum! se convirtió en calzoncillo.

La vida está hecha de emergencias, así que nunca va mal llevar estos calzoncillos "compactados" en una pequeña lata. Cuando los necesites sólo échalos en agua y ¡listo!. Los tendrás más rápido de lo que Spiderman tarda en cambiarse. Será tu pastilla efervescente preferida (pero no se come, ¿eh?.

 

0 Comentarios