Guante de boxeo stop ronquidos

11

Porque el amor es ciego, pero no sordo.

La primera noche que no duermas a causa de sus ronquidos te podrá parecer una medida algo extrema, pero tras la segunda noche ya lo habrás encargado. Dormir es uno de los pocos placeres gratuitos de la vida, así que no te dejes que nadie te lo arrebate, ni siquiera ese individuo que te hace tilín.

0 Comentarios