Molino de escritorio

17

Don Quijote estaría fascinado.

Si hay algo que no nos sobra durante los meses de verano es sol. Puedes tomártelo de muchas maneras: enfadándote por el asfixiante calor que te tiene apechugad@ al sofá o puedes sacarle provecho. Este molino de escritorio se activa por luz solar; es perfecto para enseñar a los niños otras fuentes de energía (de esas que no hinchan las facturas a fin de mes) y resulta un objeto decorativo curioso para irle echando ojeadas.

0 Comentarios