Twister

20

Para arrimar cebolleta disimuladamente.

El juego favorito de los poliamorosos y de todos aquellos que desean roce. Si lo más cerca que has estado de un hombre o de una mujer en los últimos días ha sido cuando te rozaron la mano para devolverte el cambio, seguro que tienes ganas de echar una partidilla al Twister.

Ya se sabe: pata por aquí, brazo por allá, uy perdona, tengo que pasar la pierna por encima tuyo, ay que me caigo... Y un largo etcétera. 

Para amantes de los revoltijos humanos.

0 Comentarios