Urna bio

145

La sutileza en bote.

Hay días en que estás en modo operación renove y te pones a tirar todo lo viejo que hay por la casa y que ya no te sirve. Así que te pones a recoger, lo metes todo en bolsas, te dispones a sacarlas a la calle y... ¡un momento! esa abuelilla haciendo patchwork del sofá ¿a qué contenedor debería ir? No nos queda muy claro, de modo que te traemos una solución ecológica y hermosamente natural: esta urna biodegradable convertirá a tus seres queridos en árboles tras su muerte. Una manera bonita y eficaz de estar en comunión con la naturaleza y, lo más importante, de ahorrarte la pasta del féretro. Así, cuando te toque visitar a los abuelos, ya no tendrás que ir al cementerio, sino que será la excusa para hacer una excursión en el bosque. Y por qué no, una buena barbacoa. Todo en su honor, que conste.

0 Comentarios