Motosierra de gasolina

89

Un juguetillo como cualquier otro.

Ya sabemos que la pobre buena alma que inventó la motosierra lo hizo con ánimo de mejorar las vidas de los presentes, no de empeorarlas. Sin embargo, en el imaginario popular, esta herramienta de utilidad a pasado a convertirse en el objeto fetiche de psicópatas y leñadores enfurecidos, dando pie a que nadie piense buenas cosas cuando empieza a sonar. Nosotros dejamos esto aquí y echamos a correr, por si las moscas.

0 Comentarios