De él para él

La cuestión es la siguiente: si un hombre suele ser malo regalando, imagínate dos. Es como juntar el hambre con las ganas de comer o el sofá con la batamanta; suerte que aquí estamos para haceros salir del atolladero.

  • Calcetines de seda

    No decimos que quizás regalar calcetines sea pasarse de confianza, eso ya lo calibrarás tú.

    más
  • Tanga de caramelos para hombre

    Esta ropa interior no la venden en la tienda de chuches, créenos.

    más
  • Tangas divertidos para hombre

    Troooooooooooompa, trooooooooooompa

    más